nacer y renacer

arbol de la vida

Uno nace, aprende y cree que sabe.

Hay quien muere donde nace,

Entonces solo pocas veces lo que cree saber falla; pero falla.

 

Hay quien parte, abre sus alas y muere.

Muere pero vuelve a nacer.

La muerte es dolorosa y desangrante

Lo que se cree saber no solo falla, sino que se derrumba, se desploma, desaparece.

Ya no se cree lo que se sabe, y no se sabe lo que se cree.

Es así como imperceptiblemente se renace.

Hay quien no regresa a donde partió, ni parte de nuevo.

Entonces solo pocas veces lo que cree saber falla; pero falla.

 

Otros; muy pocos, van y vienen, vienen y van de aquí para allá.

Nacer y morir se vuelve rutina

Tienen práctica sediciosa, magistral

En sus ojos se ve de manera crónica la melancolía infinita de la muerte,

Y la alegría triunfal del renacimiento

Eso sí, y esto es inevitable, nunca más vuelven a creer lo que saben

y tampoco a saber con certeza lo que creen.

Leave a Reply

Your email address will not be published.