Canto de Sanación 1

Vine a sanarte hermano

Macho, blanco, privilegiado, colonizador

Vine a buscarte y a encontrarte

Donde quiera que estés,

En el cuerpo que estés

En el pensamiento que estés

En el acto que estés.

Vine a buscarte y recordarte

Que somos hijos de la tierra,

De la salsa, del merengue,

De la rumba y  el ron,

De la caña y del maíz.

No importa el color de tu piel

Si a mi ritmo se mueven tus pies,

Hermano mío

Vine a recordarte

Que Inti papa y Pacha mama nos parieron

Ellos te perdonan, me perdonan, nos perdonan

Ya por favor para

Ya no dañes a tu hermano

No ensucies los ríos,

No cortes los árboles

No violes a tu mujer ni a la mía

Vine hasta acá en un viaje largo

Vine en tren, crucé un rio que era bravo

Pero ya está casi seco,

Vine en barco, en lancha, en balsa

Vine a cuidar el fruto de tu huerto

A servirlo en tu mesa,

Vine a cuidar tus hijos,

Y a tus enfermos

Vine a cuidar tu casa, mientras tu gastas el tiempo,

buscándote donde no puedes encontrarte

No hay muro de papel o de concreto que puedas construir para alejarme

No hay bunker, casa, cárcel o mansión donde puedas esconderte o encerrarme

Eres mi hermano y he de encontrarte

Vine a recordarte que somos hermanos

Que cuando siembras muerte, recoges miedo

Que cuando robas, llenas tus bolsillos de dinero y tu corazón de miseria

Que todos tus actos pasan la cuenta

Que violando lo sagrado puedes tener euforia, pero no iluminación

Vine a recordarte que el dinero es un invento, una ilusión,

Ni con todo el que hay en el mundo puedes comprar un minuto de vida,

No sirve para comprar  el verdadero amor,

No puedes sobornar al sol, tampoco a la lluvia, no da inspiración, ni paz

Me llamo cumbia, huapango y son

Me llamo cultura, curo la locura

Y humildemente vine a recordarte quien eres,

Quienes somos,

Ya no acumules más,

No gastes tu vida entera

Jugando al juego de poseer por las malas o por las buenas

Llegó el momento de disfrutar lo que tienes,

Llegó el momento de perdonarte hermano mío

Ya no tengas penas, no tengas ira, no te avergüences,

Te pedimos perdón por haber dejado que te alejaras tanto,

Por haber permitido que olvidaras quien eres,

Por haberte dejado a la deriva jugando a la guerra, al desarrollo, a la destrucción

Ven a mi regazo, nútrete de sur y de oriente

Baila, medita, canta

Alístate para el baile de la vida y del perdón

Ven hermano amado, perdónate, perdóname, perdonémonos

Quiero que soltemos toda amarra que frene nuestro vuelo,

Recuerda que te amo

Nuestros padres nos hicieron con amor,

Y el universo entero esta a la expectativa

Y orando incansablemente por nuestra sanación

En la pista de baile

No importa de donde eres

No importa si eres Gay

No importa por quien votaste

No importa si eres albañil o plomero,

Si eres una gran dama o un CEO

Volamos con las notas, las palabras, los silencios

Me reconoces hermano y lo celebró yo

Acá estoy mi bien amado,

Me llamo cultura, curo la locura

No hay frontera, división, arma, miedo, odio que pueda separarnos

Cuando recuerdes que somos hermanos

Ana C. Galvis-Martínez

DSC_2121
flor de loto en castillo imperial de Seul Corea

Leave a Reply

Your email address will not be published.