Cañas

cañas

Cañas

Una caña de bambú en un bosque,

no es más que eso,

una caña de bambú.

Pero cuando la escoges,

y la tomas

y escuchas como te suplica por su vida sacudiendo sus hojas al viento,

y aun así la cortas

y la pules,

y la tocas tanto que la aprendes de memoria

y la perforas para hacerle una boquilla,

y le afinas,

y le sacas sonidos que se hacen música

y esos sonidos te recuerdan que hubo vida en esa caña,

y que esa caña ya no vive porque se inmortalizó para ti

y te conmueves con su armonía,

y te entregas a la caña.

Entonces esa caña, ya no es caña

Es un mensajero divino que te vino a recordar

que caña eres, y sin importar cuánto supliques por tu vida,

en flauta te convertirás.

Leave a Reply

Your email address will not be published.